JUEVES, 27 DE JULIO DE 2017 · 21:51h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · BLOG · Relatos Bestiales · Ángel Alcalde

BLOGS. Relatos Bestiales
Ángel Alcalde

24.05.2017

Memoria sexual de una estudiante (11)

24.05.2017

Relatos Bestiales por Ángel Alcalde

comentarios


El rector de la Universidad y Rafael habían quedado en una cafetería de la calle del Pintor Rosales. Cuando acabó la reunión, me llamó y pudimos disfrutar de un bonito atardecer en una terraza cercana. Por la noche nos fuimos caminando hacia el Café Central, al lado de la plaza de Santa Ana. Allí habíamos quedado con otros amigos para asistir al concierto de un profesor de derecho penal metido a músico de jazz. No tenía ninguna confianza en aquella actuación, pero me equivoqué. Fue muy buena…

El ambiente era muy agradable y distendido. El local estaba lleno, pero sin agobiar demasiado. Los amigos pecaban de generosidad y las copas aparecían como por arte de magia. El músico y su novia, japonesa, se unieron a nosotros y nos fuimos a tomar la penúltima a un garito de Tirso de Molina que cerraba cuando salía el sol. Con las primeras claras del día apareció el cantautor Joaquín Sabina. Le invitamos, se tomó zumo de naranja y, al final, me fui con él a su casa, con gran cabreo de Rafael.

Estuve en casa de Sabina hasta bien entrada la tarde. Cuando desperté él ya no estaba. Me dejó una nota en la que decía que se iba a trabajar y que volvería tres días más tarde. Que si quería esperarlo que lo hiciera, que en la casa había de todo, hasta una asistenta que iba cada tarde a poner orden.

Le anoté mi teléfono por si algún día quería llamarme y me marché. Me entretuve en callejear un poco y acabé otra vez en la plaza de Santa Ana, en la terraza de la cervecería Alemana. Ocupé la única mesa que había libre. Antes de acabar con la segunda caña se me acercó una señora y me preguntó si podía sentarse conmigo. Dudé, pero al final le dije que si.

—Me conocen por la flaca –me dijo—y ando por aquí con frecuencia. Siempre busco la compañía de alguien, pero en la mayoría de las ocasiones soy rechazada y acabo sola dándole vueltas a mi cabeza. ¿Me equivoco si te digo que no eres española?

—No. Soy americana, de Boston, pero estoy enamorada de España, de su cultura. Bueno, y de otras cosas…

Tenía aspecto de estar de vuelta de todo a pesar de buscar la proximidad en un momento dado. Sus ropas no eran el último grito de la moda, pero su persona no causaba rechazo, más bien al contrario. Tenía amigos en la zona. Sin ir más lejos, los camareros de la Alemana la cuidaban y hasta la alimentaban.

—A veces –dijo—, se la chupo a alguno de ellos, pero no es por pagar ningún favor, es porque me gusta y porque me siento valorada cuando me lo piden.

Durante mucho rato estuvimos comiendo y bebiendo en aquella terraza. Y nos reímos de lo lindo. De los demás y de nosotras mismas. Tenía estilo la flaca, ganas de vivir. Posiblemente habría cumplido ya el medio siglo, parecía mi madre. Era dulce, agradable y culta.

Sobre las tres de la mañana, cuando la zona ya era pasto de gente poco recomendable, me invitó a subir a su casa, a pocos metros de allí. Al entrar en el oscuro portal tuve miedo y a punto estuve de retroceder. Pero la flaca insistió. El apartamento era minúsculo, unos quince metros cuadrados ocupados por una cama, una mini cocina y otro mini cuarto de baño. Eso sí, muy limpio todo.

—Vivo aquí desde hace ya unos añitos. Lo cogí en un estado lamentable, pero ahora se puede estar… Por aquí no pasa mucha gente, pero tiene su historia…

Aquel diminuto sitio era, en efecto, algo magnético, desprendía buenas vibraciones.

—Eres una mujer muy hermosa –le dije—, en esa cabecita seguro que habitan innumerable historias.

—Pues la verdad es que si hay historias en mi vida –contestó—, alguna vez tendré que ponerlas sobre un papel para recordarlas cuando ya sea más viejecita.

—Lo mejor está por llegar, seguro –concluí.

Tras varios cafés, muchas palabras y una ducha reparadora, nos tumbamos juntas en la cama. Estábamos cansadas. Pero las caricias no se hicieron esperar. Yo empecé un poco torpe y nerviosa, pero ella me lo hizo muy fácil. Me dijo que era bisexual de toda la vida y nos metimos de lleno en el sabor de los cuerpos. Muchos besos apasionados y entrega total… Lo pasamos muy bien. Yo descubrí hasta el último pliegue de su piel, esos pliegues que, seguro guardaban grandes secretos de amor. Nos estremecimos varias veces a lo largo de la noche.

—Adoro el sexo –dijo—, sobre todo cuando no es rutinario, cuando mantiene su poder y su magia. El sexo hay que nutrirlo de aventura, de curiosidad, de ambición…

Tras esta conversación entrecortada por tiernos besos, nos entregamos al sueño. Cuando desperté ella ya no estaba. Se repitió la escena de la casa de Sabina, pero sin nota. Eran más de las siete de la tarde. Me duché, me arreglé un poco y esperé. Pasaron unas horas y la flaca no volvía, así que le anoté mi teléfono en un folio y me marché.

Ángel Alcalde

Diez primeras entregas

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

VIÑETA CLM

Viñeta del 27.07.2017

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

La Diputación de Albacete ejecutará un proyecto para la integración laboral de jóvenes que viven en núcleos rurales

Supondrá la inversión de 1,3 millones de euros que serán financiados por el Fondo Social Europeo y que permitirán desarrollar 10 itinerarios formativos.

El alcalde de Albacete pide reunirse con el Ministerio de Industria para que la ciudad sea destino de interior

El alcalde de la ciudad ha asegurado que en el sector de la hostelería de Albacete existe una "simbiosis única", ya que sus profesionales, además de ofrecer "una buena mesa y una excelente gastronomía",...

"Consuegra Medieval cumple su XXI edición convertida en uno de los grandes reclamos turísticos de la región"

El delegado del Gobierno destaca el trabajo de los vecinos de Consuegra "porque han sabido proyectar su pasado hasta convertirlo en un evento turístico de referencia en la región".

ATRAPADOS EN LA RED

LECTORES

VER +

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.