JUEVES, 26 DE ABRIL DE 2018 · 15:33h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · BLOG · Relatos Bestiales · Ángel Alcalde

BLOGS. Relatos Bestiales
Ángel Alcalde

18.07.2017

Memoria sexual de una estudiante (25)

18.07.2017

Relatos Bestiales por Ángel Alcalde

comentarios

Transcurrieron varios días antes de que encontrara la oportunidad de volver a quedar con mi último amante. Volvimos a vernos en el Emperador. Cuando llegamos a la habitación Teodosio no se hizo esperar y nos entregamos a un intercambio de fluidos a partir de los besos cálidos y prolongados con los que empezamos aquel programa de sexo del bueno.

Teodosio estaba tan excitado como yo. Sus negros ojos llameaban por efecto de una lujuria incontrolable y la protuberancia que podía observarse bajo su ropa denunciaban a las claras el estado de sus sentidos. Teodosio exhibió su arma, tan bárbaramente dilatada que su sola vista despertó en mí deseos frenéticos. Su gran humanidad se puso encima de mí y ni siquiera espero a quitarme la ropa. Me las recogió en la cintura, me apartó el tanguita y colocó sobre mis labios vaginales la puntita caliente y carmesí de su polla. La inmensa máquina entró con paso lento pero firme. Unas cuantas embestidas nos llevaron a la conjunción y la noté en toda su longitud. Teodosio comenzó a moverse hacia atrás y hacia delante. Yo trencé mis blancos brazos en torno a su cuello y enrosque mis piernas enfundadas en seda sobre su espalda, presa de la mayor calentura.

—Que delicia –murmuré besando sus gruesos labios.

Teodosio se contuvo en su meneo, quería retrasar aquel momento, aunque los latidos delataban el estado de excitación en que se encontraba. Yo comprimí el terrible dardo introducido hasta lo más hondo de mi persona y lo sentí endurecerse todavía más. Casi inmediatamente después, mi amante, incapaz de controlarse por más tiempo, sucumbió a la intensidad de las sensaciones y dejó escapar el torrente de su líquido.

—Joder, tío, lo siento a chorros, échamelo todo en mi interior, no te pares, no te guardes ni una gota, lo quiero todo…

Era increíble la cantidad de leche de Teodosio. Aquello parecía un almacén. Yo recibía una corriente tan tremenda que no parecía que saliera de una sola polla. Al final de su corrida llegó la mía y cuando Teodosio me desmontó, el liquidó corrió nuevamente a placer por mis muslos.

Minutos de descanso, ya desnudos, entre la gloria y lo de más allá…

Cuando Teodosio creyó llegado el momento, me puso boca abajo, brincó sobre mí, abrió mis glúteos con sus manos y lubricando mi orificio me dijo:

—Ha llegado la hora de la parte de atrás…

—Por favor, Teodosio, no creo que quepa, me vas a matar…

—No te preocupes, lo haré despacito, con sumo cuidado…

Apuntando rápidamente la cabeza de su rabioso campeón hacia mí, empujó con suavidad hacia delante. Dejé escapar un pequeño grito de dolor y éxtasis al sentirme empalada nuevamente. Disfruté sintiéndolo en lo más hondo de mis entrañas, permitiéndole que saciara su lujuria arrojando las descargas de su impetuosa naturaleza. Volví a correrme antes de que la sacara y acabé completamente exhausta tras este nuevo ataque. Los dos nos abandonamos a un sueño reparador.

Cuando desperté, mis manos buscaron el aparato de Teodosio para acariciarlo. Me sorprendió encontrarlo como una barra de acero. Minutos después estaba de nuevo encima de mí, follándome con más ganas que la primera vez. Otra acometida y muchas más y nos volvimos locos. Solo queríamos darnos placer, y apuramos tanto la situación, que hasta nos llegó a faltar el aire. Otra gran descarga puso fin a nuestra sesión.

—Mañana nos volvemos a ver aquí, pero vendré con dos amigos –dijo Teodosio antes de despedirse.

Ángel Alcalde

Veinte primeras entregas

Entrega 21

Entrega 22

Entrega 23

Entrega 24

 

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

Un minuto de aplausos: ¿quién aplaude ahora? | Curro Verdejo

llos hoy son cómplices, porque con sus aplausos amnistiaban las mentiras, las malas artes y los abusos de poder, frente a los jóvenes que se parten el pecho por pagar y luego cursar esos estudios.

VIÑETA CLM

Viñeta del 26.04.2018

Ribereños a Sánchez: "Si sigue alimentando a aguatenientes traicionará a CLM"

Asociación de Municipios Ribereños a Pedro Sánchez (PSOE): "Si su idea es mantener los trasvases existentes, nos tendrá en su contra".

La UCLM analiza la reforma constitucional y la gestión del agua

En el XXVIII Seminario de Estudios Autonómicos, en el Campus de Toledo, organizado por el Centro de Estudios Europeos.

El Festival de Almagro abre este viernes sus taquillas

Saca a la venta más de 30.000 entradas.

Cuenca, las Ciudades Patrimonio y Madrid presentan su oferta turística

En un evento realizado en el Centre del Carme Cultura Contemporània de Valencia.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

ATRAPADOS EN LA RED

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

DCLM contra el Trasvase Tajo-Segura

Se hace necesario "clamar al cielo" con unidad y poner punto final al hecho de esquilmar cíclicamente nuestra tierra con los trasvases del Tajo al Segura.

DCLM contra el cementerio nuclear en Castilla-La Mancha

Pocos recuerdan que, antes de ser presidenta de Castilla-La Mancha, Cospedal se opuso, pública y radicalmente, a la instalación de un cementerio nuclear en nuestra región.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.