publicidad

Editor: César Ortega  |  16:04h. 22.06.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

19/06/2017 | ELOBSERVADORDCLM

Emiliano García-Page y el futuro del PSOE en Castilla-La Mancha

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti


Lejos de reyertas fratricidas, el Partido Socialista de Castilla-La Mancha debe iniciar su particular concilio, un debate donde la reflexión sosegada, la sensatez política y el interés de los ciudadanos primen sobre las tentaciones de una cadena de desagravios particulares que pongan de nuevo el gobierno de la región en manos del Partido Popular.

Si es cierto, como ha dicho Sánchez, que estamos "ante un nuevo PSOE pero también ante el PSOE de siempre, el que gobierna y el que no tiene miedo al cambio y que va a ganar las próximas elecciones", parece necesario iniciar el relato con la máxima autenticidad posible. Desde el nuevo PSOE y desde el PSOE de siempre.

Sobre todo a toro pasado, para muchos fue un error que Emiliano García-Page y el llamado aparato se posicionaran tan claramente a favor de Susana Díaz y en contra de Pedro Sánchez. Fue, para ellos, una apuesta arriesgada por su expresa contundencia que ha generado una respuesta por parte del secretario general renacido, al conformar su equipo de máxima confianza sin atisbo de integración real.

También es verdad que, centrándonos en Castilla-La Mancha, solo el equipo de confianza de Pedro Sánchez no es a día de hoy ni suficiente ni representativo de todas las provincias y sensibilidades del PSOE. Y, lo que es más importante, no reúne las condiciones para enfrentarse con el Partido Popular con posibilidades, a corto y medio plazo de ganarle unas elecciones en nuestra tierra.

Para ganar otra vez al PP, el PSOE de Castilla-La Mancha debe contar con todos, sin personalismos, sin resentimientos y sin vendettas. Si no fue bueno que el aparato fuera contra Sánchez, tampoco muchos militantes, simpatizantes y cargos del partido comprenderían ahora que el actual aparato fuera contra Page y su equipo, mucho más cuando es patente el conocimiento y el apoyo que su figura política recibe en la región. Además de ser el líder del Partido Socialista de Castilla-La Mancha, no hay que olvidar que García-Page es el presidente de la Junta y que tiene en sus manos la responsabilidad de seguir levantando el edificio social que en buena parte destruyó el anterior gobierno de Cospedal. El gobierno, el buen gobierno de Page debe ser su fuerza y su principal aval para volver a ganar las elecciones a la derecha. Ni los militantes, ni los simpatizantes, ni los cargos, ni siquiera los votantes son suficientes: el gobierno y el partido unido deben ganarse también la confianza de los ciudadanos de la región. De eso se trata.

En sus primeras declaraciones tras el Congreso, ha sido el propio Page quien ha tendido la mano a la nueva dirección socialista y ha dejado claro que el PSOE debe ser "el partido mayoritario del conjunto del país, como siempre lo hemos sido a lo largo de nuestra historia, y no solo de una parte". Page piensa sinceramente que los próximos meses van a ser decisivos para trabajar en este objetivo "por lo que todos tenemos que ayudar en esa dirección desde nuestras distintas responsabilidades".

De cara a lo que ocurra en esos próximos meses, con el Congreso Regional en septiembre, una gran mayoría opina que ahora mismo un PSOE sin Page como candidato sería un problema para el propio partido que se vería abocado a una derrota segura de la que saldría dañado el conjunto de la organización socialista. En esa profunda reflexión que mencionamos, deben evitarse decisiones que entierren a todos en nuestra región, a sanchistas y a no sanchistas.

En este camino hacia la unidad contra el PP parece necesario también que se inicien y culminen con éxito las nuevas negociaciones para que Castilla-La Mancha cuente con Presupuestos, las cuentas públicas de este año que son un instrumento esencial para seguir ganando la guerra a la crisis, afianzando los servicios públicos esenciales como la educación y la sanidad, dando al tiempo muestras claras de apoyo a quienes más lo necesitan. Parece que en ese mismo proyecto social, totalmente opuesto al que realizó el PP, se encuentra Podemos, un partido necesitado en Castilla-La Mancha de muestras sinceras de solidez y responsabilidad social.

Algunos han hecho circular la versión perversa de que si Page no cuenta con el apoyo de Sánchez y no logra cerrar con éxito la negociación de los Presupuestos, se apartaría del PSOE y convocaría nuevas elecciones para diciembre. Entonces se formaría un nuevo gobierno para dos años, antes de llegar a las próximas elecciones autonómicas.

Tampoco parece que al PP le interesen unas nuevas elecciones, al menos con Page como oponente. El partido de la derecha se haya en sus horas más bajas, debido a los casos de corrupción que le salpican y deterioran: ¿cuál sería su candidato o candidata con Cospedal al frente del ministerio de Defensa?

elObservadorDCLM

Viñeta del 21/06/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Illescas

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

15/06/2017 12:20h.

KIMI

Pereza

Ver blog

15/06/2017 12:58h.

ÁNGEL ALCALDE

Memoria sexual de una estudiante (18)

Ver blog

15/06/2017 12:38h.

EDGAR

Servidumbre de paso

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es