20/04/2017

El homenaje de Cospedal a un aviador franquista

Tras la polémica levantada por la ministra de Defensa por ordenar que las banderas ondearan a media asta en el Ministerio y los acuartelamientos, se añade ahora la visita que ha realizado a la tumba de un aviador franquista que fue premiado por la dictadura como máximo participante en los bombardeos del frente de Andalucía durante la guerra civil

NOTICIA, EN "EL PLURAL"

NOTICIA, EN "EL PLURAL"

Lo cuenta en el diario “El Plural” Manuel Francisco Reina quien recuerda a la recientemente fallecida ex ministra Carme Chacón “que se distinguió –dice- por hacer un trabajo excepcional y marcar diferencias con lo que otros ministros de defensa, todos varones hasta su caso, habían hecho. Una de las cuestiones por las que se distinguió, a pesar de la polvareda que levantase en su momento, fue el sacar de su ministerio cuestiones estrictamente religiosas que no correspondían a un estado moderno y acofensional-no laico como se empeñan algunos dirigentes políticos, que una cosa es que desprecien la Constitución y otra es que no la lean-. Lo más gráfico fue que las banderas no ondeasen  a media asta en el propio Ministerio o los acuartelamientos por la muerte de Cristo los Jueves y Viernes Santos. La actual ministra (y presidenta del PP en Castilla-La Mancha), María Dolores de Cospedal, que no se dolía en prendas, y era de agradecer, en elogiar a la fallecida predecesora suya, no tardó, sin embargo, ni 24 horas en enmendarle la plana”.

Con la polémica todavía caliente en el Congreso de los Diputados, el periodista revela que Cospedal visitó la tumba del aviador franquista Joaquín García Morato que, visita que califica de “especialmente sangrante” ya que “fue premiado por la dictadura con el título de “Conde del Jarama”, por su participación como máximo participante en los bombardeos en el frente de Andalucía, y en especial sobre la malagueña ciudad de Antequera.