VIERNES, 20 DE JULIO DE 2018 · 03:42h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · Castilla-La Mancha · Política

El día que la bandera española salió del armario / Antonio Robles

13.10.2017

Política en Castilla-La Mancha

comentarios

Puigdemont y su revolución de los tramposos ha logrado lo que los españoles fuimos incapaces de conseguir en estos últimos 40 años, legitimar la bandera española y nuestra Guardia Civil.

Hoy, 12 de octubre de 2017, conmemoración de la Hispanidad y Día Nacional de España, miles de banderas rojigualdas han vuelto a inundar las calles de Barcelona, desinhibidas, alegres, como lo hicieran solo hace cuatro días para levantarse contra el golpe de Estado pergeñado desde las propias instituciones del Estado en Cataluña.

Sin lugar a dudas, ese 8 de octubre se recordará por muchas cosas: por la irrupción de la mayoría silenciosa, por la manifestación del millón de catalanes no nacionalistas, por el 2 de Mayo catalán para evitar ser extranjeros en su país, pero, sobre todo, porque ese día se legitimó la bandera española como símbolo de todos los españoles.

Durante cuatro décadas hemos sufrido en silencio el estigma de la bandera nacional como símbolo franquista; durante cuatro décadas, todo el que la portase era considerado ultraderechista. Sin más, porque sí, o porque así lo habían determinado los nacionalistas. La sensación de apestado, esa sensación de saberse excluido, sólo se puede sentir si la vives y la sufres. La historia está plagada de ejemplos: los conversos de la Inquisición, los homosexuales de todos los tiempos, los judíos de la Alemania nazi… o los catalanes que no renunciaron a ponerse una pulsera en la muñeca con sus colores o una pegatina en el coche. El estigma era tan generalizado, había corroído de tal manera a la gente, que hasta los propios partidarios sentían y se sentían violentados ante su presencia.

Pues bien, los 1.043.000 españoles que el 8 de octubre patearon tantos miedos y estigmas por las calles de Barcelona vestidos con su escudo, enarbolando sus colores y perdiéndose en ríos humanos por mil calles adyacentes desde la mañana a la noche, sin pudor, liberados al fin de las cadenas, acababan de legitimar su presencia sin siquiera darse cuenta. Fue tal la espontaneidad, fueron tantos cientos de miles de banderas, se vivió con tan intensa emoción su presencia, que el contagio colectivo la convirtió para siempre en la bandera de todos los españoles, el símbolo de España.

El primer día que sentí sonar el himno nacional difundido por miles de vatios en la Plaza de Cataluña de Barcelona, en otro 12 de Octubre reciente, parecía que tal atrevimiento no estaba pasando, que aquello no podía ser real. Y lo era, como la emoción que encogió los corazones de miles de catalanes, incrédulos, turbados y, muchos, con los ojos humedecidos. Vuelvo a repetir, solo quienes hayan sufrido el aislamiento y acoso emocional, la atmósfera supremacista, el desprecio y el odio de los amos de la masía a todo lo español puede entender cómo algo tan natural y corriente en cualquier nación del mundo lo hemos vivido estos días como extraordinario.

Algo parecido, pero más cercano a la piel, a la sangre, han sido las muestras de solidaridad espontáneas y el calor humano otorgados a las Fuerzas de Seguridad del Estado, Guardia Civil y Policía Nacional, allí donde las encontrábamos. ¡Esta sí es nuestra policía! ¡Esta sí es nuestra policía! Abrazos, fotos, besos y lágrimas emocionadas de algunos de ellos, que resultaban más enternecedoras aún por verlas brotar en hombres fornidos vestidos de guerra.

Se preguntaba Francesc de Carreras en El País si esa manifestación marcaría un antes y un después en la política catalana. Tengo tantas dudas, como él, pero de lo que no tengo duda alguna es de que, para millones de catalanes, su bandera nacional, la bandera de todos los españoles, no volverá a ocultarse en el armario nunca más. La edad de los jóvenes, el desparpajo con que la ondeaban al viento y la alegría desbordada mostraban la inhibición de los hombres y mujeres liberados al fin de una pesadilla. Lo comprobé una y mil veces mientras sosteníamos la pancarta de la cabecera. Las caras desencajadas de mujeres y hombres gritando "¡En pie, somos españoles!", "¡Puigdemont, a prisión!", "¡No somos fachas, somos españoles!", "¡Trapero, traidor y embustero!", "¡España unida, jamás será vencida!", "¡Viva Cataluña, viva España!".

Retumbaba "¡España, España, España!" en Vía Layetana. Encajonadas las voces, encogidas de emoción las almas camino de la Ciudadela. Sus caras, sus ojos, sus bocas parecían los de quienes habían estado bajo el agua sin respirar durante demasiado tiempo y salían desesperados a la superficie en busca de aire y vida.

PS. Allí donde veo ondear una bandera española, sé que tengo garantizados mis derechos (Fernando Savater).

Antonio Robles​

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

TANDA DE PENALTIS

PASADO DE LA RAYA

EL OBSERVADOR

"Aquí han venío los señores de Enresa…"

El alcalde de Villar de Cañas, José María Sáiz, se explica con expresiones como esta en una entrevista de la Cope, emisora donde, momentos antes, uno de los contertulios asegura que la derecha no tiene...

Una "madura" 'Dama Duende' de la Compañía Nacional vuelve este viernes al Festival de Almagro

Una "madura" 'Dama Duende' de la Compañía Nacional de Teatro Clásico vuelve al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y al lugar donde fue estrenada el pasado año, el Hospital de San Juan,...

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

Neuroeducación / García-Casarrubios

"Solo se puede aprender aquello que se ama".

¿Macrogranjas o futuro? / Nieves Choclán

Artículo de opinión de la concejala de la Agrupación por la Serranía Beteta y El Tobar, Nieves Choclán, remitido por Podemos Cuenca.

Las 'estaciones fantasma' del AVE

Ecologistas en Acción las pone en cuestión con una ruta ciclista.

Una historia de los ochenta / José Luis Real

Leer una historia sobre los años ochenta supone un ejercicio de nostalgia, sobre todo para los que en aquella década eran jóvenes o adolescentes, porque estaban en plena ebullición de sus vidas.

La política del fango / Sonsoles Arnao

La mentira y el bulo en el que han enredado a la posible futura candidata del PSOE a la Alcaldía de Talavera ha destapado esa olla en la que están cociendo a Talavera.

ATRAPADOS EN LA RED

Carteros 2.0

CORREOS y El Corte Inglés actualizan la imagen de los repartidores del servicio postal.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

¿! Volver al pasaporte para ir a París !? / Fernando Mora

Pablo Casado propone que España vuelva a poner fronteras al resto de los Países de la Unión Eupea porque un tribunal alemán no ha concedido la extradición por rebelión a Puigdemont: "Es absolutamente dudoso...

"Al montar el espectáculo pensamos en el niño que llevamos dentro"

Pablo Vergne, autor de la versión de 'Aventuras de Don Quijote' -y director junto a María José Pont- ha ganado la VII edición del Certamen Barroco Infantil de Almagro.

BOLETÍN DCLM

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?
Date de alta en nuestro boletín:

Eurocaja Rural será Entidad Gestora de Modernización de Explotaciones

Mantiene su compromiso con el sector agrario, poniendo a disposición de sus clientes la posibilidad de realizar las solicitudes de este tipo de ayudas.

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

El embalse de Bolarque acogió la Procesión Marinera de la Liga Naval de CLM

En una mañana agradable, se navegó con una temperatura próxima a los 30 grados, si bien una brisa refrescante hacia soportable el calor.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.