Director: César Ortega  |  21:22h. 27.02.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

ROSI

ROSI

Fidel y Rita, de la mano al juicio de Dios

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

26/11/2016

Ya no sabía bien qué pensar, condenación eterna, salvación eterna. De Rita y de Fidel. Unos decían unas cosas y otros, otras. Que si era una corrupta, que si había subido al cielo a lomos de una gaviota azul-marino. Que si había luchado por las libertades, que si había enterrado las libertades. El de las barbas y la del caloret. Lo cierto es que los dos se habían ido, surcados de una intensa vida y de profundas arrugas, ella con 68, Fidel, con 90. Fidel fue de los grandes, al margen de todo juicio final. Tuvo barbas para enfrentarse al país más poderoso del planeta y para aliarse con los rusos en plena guerra fría. Los cubanos hacían colas ordenadas para comprarse helados. Cuando iba a Varadero Oscar de León a dar un concierto no se atrevían a bailar como ellos saben, cuidado que nos están vigilando, pensaban. Pero, poco a poco, la salsa entraba en sus venas salseras y el mar volvía a empezar, como dijo Carpentier que empezó en Cuba su carrera de periodista. Castro hizo capitalistas a los cubanos jóvenes, sabios en mil artimañas para sacar unos dólares debajo de las piedras. En la Cuba de Castro había una buena sanidad, putas y casas que se venían abajo, ropa tendida y gallinas esparcidas en los chalets donde vivieron los norteamericanos antes del asalto. Y mucha gracia, mucha felicidad, mucha pobreza. Disidentes encarcelados, cantautores orgullosos de vivir en un país libre. A ver qué pasa cuando en otro momento de la historia vuelva el eterno retorno del todos debemos ser iguales, no a las diferencias tan abismales entre pobres y ricos, lo que la razón dicta. Eso, si el calentamiento no nos ha frito a todos como a Rita. Los suyos miraron para otra parte, la convirtieron en estatua de sal viva. Ahora dicen cosas que no dirían de ella si siguiera viva porque viva era una ofensa y ahora les parece una santa. Fidel y Rita también fueron artífices de su destino. Nadie sabe qué harían si pudieran volver atrás. Fidel y Rita avanzan de la mano, juntos e inseguros al juicio de Dios. Seguro que en su infinita bondad nos absolverá a todos.

Rosi
De "Cuadernos surrealistas DCLM"

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 27/02/2017

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Ecologistas en Acción | El Ayuntamiento de Madrid y Ecologistas en Acción presentan el plan de renaturalización del río Manzanares

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Orgaz Villa Monumental

24/02/2017 20:41h.

GLORIA GALLAS

La grandeza abarcable de la armonía

Ver blog

27/02/2017 11:50h.

BRETÓN

Paz, plenitud, fusión

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es