publicidad

Director: César Ortega  |  14:58h. 26.03.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

MANUEL JULIÁ

MANUEL JULIÁ

Nicolás del Hierro

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

17/01/2017

Una vieja voz del tiempo va con los nombres de las personas, sus gestos, sus arrugas, sus muecas de dolor o gozo. Siempre que pienso en Nicolás del Hierro tengo que acercarme mentalmente a la Plaza de las Cortes, mirar el gesto distraído de los leones, el sol de un día de póstuma primavera, las rosas agarrando su brillo, la cúpula del Palace sobre la que el aire radiante creaba brillos de nieve. Había un chaval con orlas, sombrero, botas, galones en la puerta como inercia del boato palaciego. Después de subir unas escaleras por las que parecía transitar Sisí, se llegaba a la zona del bar y el restaurante. Allí estaba Nicolás. Era el Maître y ni idea tenía aquel día cuando lo conocí de que era poeta. Un paisano en Madrid es alguien importante en el Palace, me dijo un compañero cuando decidimos realizar una presentación empresarial de la provincia en Madrid. Mascullábamos el Palace, pero nos daba miedo, éramos unos curritos principiantes y sentíamos perdernos en La Corte. Sin embargo, después de gozar de la inmensa afabilidad de Nicolás, de asegurarnos su completo apoyo, y de animarnos a que su tierra desembarcara en aquellos salones a los que iba la gente más importante de Madrid, nos sentimos con la seguridad suficiente para arriesgarnos. Sin su ayuda, habría sido imposible presentar la provincia de Ciudad Real en Madrid.

Nació una amistad aquellos días. Leí sus libros. Me pareció un poeta diferente, apegado a la tierra y capaz de distribuir por sus páginas una honda sensibilidad. Una mirada triste y una bondad que no tenía nada de artificio encontré también en sus páginas. Publicamos enseguida un libro suyo en La BAM,Toda la soledad es tuya, y recuerdo que cuando leí el manuscrito lo primero que pensé es que aun siendo poeta de raíces rurales tenía unas ansias de universalidad enormes, y también que era poesía existencialista, no dejaban de pulular esas oscuridades metafísicas que tanto nos acosan a los poetas y a veces tanto nos apresan en el silencio. Después publicamos con mucho placer más libros de Nicolás del Hierro. Recuerdo que un día llegó a mi despacho y salimos a tomar café. Traía en las manos unos de los títulos que me parecen mejores de Nicolás, Cobijo de la memoria, un texto con poder evocativo muy sutil sobre el que realicé una crítica no recuerdo si en Tribuna o Lanza. Decía que me parecía uno de los poetas más sinceros y honestos de la tierra.

Estuve en la presentación de sus Obras Completas en Piedrabuena, invitado por su gran amigo Paco Caro, quien siempre veló por la salud y dignidad del poeta. De entonces lo recuerdo con ese aspecto einsteiniano, los cabellos libres sobre la libertad de su tiempo. El amigo Nicolás nos deja en el recuerdo su bondad. Nos deja en la estantería muchos libros de versos que volveremos a leer para que siga viviendo entre nosotros.

Manuel Juliá

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 25/03/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

24/03/2017 13:27h.

CUÉLLAR

El Miedo

Ver blog

24/03/2017 13:58h.

ROSI

¡Oh, princesa!

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es