publicidad

Director: César Ortega  |  10:10h. 28.03.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

JULIO MAGDALENA CALVO

JULIO MAGDALENA CALVO

El zángano

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

27/02/2017 Los zánganos son las abejas machos de una colmena; se desarrollan en celdas más grandes que las obreras, y su única misión en la vida (y duro trabajo, reconozcámoslo) es fecundar a la reina, aunque en algunas situaciones de escasez de monarcas femeninas o de vigencia de la ley Sálica no cambiada por una Constitución ad hoc, es también válido con tal que las féminas en cuestión tengan sangre real, como sucede en el caso de Urdangarín.

Reconozco que en España utilizamos el término "zángano" con generosa asiduidad refiriéndonos a aquellos sujetos que son holgazanes por naturaleza e, incluso, para los que lo son por arduo aprendizaje y no menos disciplinado empeño, pero si queremos ser estrictos con la utilización de nuestro lenguaje y aplicamos la definición traída al principio, comprobaremos que Urdangarín es el ejemplo más ajustado. Vamos que es el Zángano por antonomasia.

El zángano abeja tiene unos derechos por cuna, pero el humano que more en una monarquía (aun denominándose parlamentaria) los puede adquirir por consorcio y, gracias a ello, logra pasar de plebeyo a aristócrata de una sola tacada, así, sin despeinarse apenas. De ahí a entrar en los consejos de administración de grandes empresas, o/y a hacer negocios por la "face" solo hay un paso y, por supuesto, no se le pide ni trabajo ni, mucho menos, rendimiento, sino que se le rinde pleitesía.

Y si algún día las cosas se ponen mal por mor del empeño de la plebe en pedir cuentas al rey (homenaje a la película "Pídele cuentas al rey", dirigida por José Antonio Quirós y protagonizada por Antonio Resines y Adriana Ozores, no vayan a creer que me refiero a otra intención), el zángano se sorprende al principio de tamaña insurrección, pero luego se yergue hasta donde le permite su elevada estatura y mira a los demás desde la distancia que le permite su bien ganada atalaya y, como es obvio, con su justificada displicencia.

Por esa razón, no cabe la más mínima discrepancia en la sentencia del juzgado de Palma y en la petición de medidas cautelares, al no existir riesgo de fuga al vivir del cuento, habitar un inmueble en uno de los barrios más elitistas y caros de Ginebra de seis mil euros de alquiler, correr o ir en bicicleta al gimnasio con escoltas que pagamos los españoles y, además, existir probado arraigo al terruño patrio.

No obstante, no se ha ido de rositas, porque el exduque tiene que presentarse periódicamente en un juzgado de la ciudad helvética, siempre que no esté de vacaciones como es lógico y natural. Sí, ya sé que Suiza ni pertenece a la Unión Europea ni, siquiera, al espacio Schengen, pero esa es una menudencia para los que quieren sacar las cosas de juicio (nunca mejor dicho), porque esas medidas se les aplica a todos los que están en su misma situación. Siempre que sean zánganos de postín, me refiero.

Julio Magdalena Calvo

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 27/03/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

24/03/2017 13:27h.

CUÉLLAR

El Miedo

Ver blog

24/03/2017 13:58h.

ROSI

¡Oh, princesa!

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es