publicidad

Editor: César Ortega  |  15:01h. 30.04.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

TERESA SUÁREZ FERNÁNDEZ

TERESA SUÁREZ FERNÁNDEZ

Carta de ajuste

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

27/03/2017 Ya está aquí, ya llegó el dichoso cambio horario. Dos veces al año (normalmente el último domingo de marzo y el último de octubre) los españoles, como europeos que somos, nos sometemos a esa fastidiosa directiva comunitaria cuyo inapelable cumplimiento nos obliga, sin que medie posibilidad de recurso, a ajustar nuestros relojes mientras se desajusta nuestro organismo, percepción y vida.

Hoy lunes 27 de marzo, no abrí los ojos, como suelo, antes de que pitara el despertador. Tampoco lo hice después de sonar éste. Fue necesaria la intervención humana, en forma de mano que me sacudió levemente, para que mis "acais" dejaran de resistirse a ese falso amanecer que la fría mecánica, que ni sabe ni quiere de sensaciones extrañas, se empeñaba en anunciar con su repetitivo y programado soniquete.

Primera hora de la mañana, el timón de la jornada.

Ni rastro de la claridad que últimamente empezaba a acompañarme en mis abluciones matutinas. En su lugar oscuridad y sueño, un sueño malhumorado y gruñón que me impelía a volver al lecho del cual no debí salir hasta recuperar esa hora que los poderes facticos me robaron ayer domingo y que ha dejado mi saldo de descanso en irritados e irritables números rojos.

El gorjeo no repetitivo, aflautado, melodioso y grave del mirlo, banda sonora de mis amaneceres, hoy brillaba por su ausencia. En su lugar un silencio, casi sepulcral, solo roto por los incontenibles bostezos que amenazan con desencajarme la mandíbula.

Mis tripas suenan pero, estrictas con lo del momento oportuno, persisten en rugir mientras se niegan a vaciarse a una hora que no es la suya.

Frente al delicioso tazón de cereales, el estómago expresa su enfado con un mohín pero se deja llenar con desgana.

Incluso el café, ante la falta de apetencia, induce a pensar que, milagrosamente, una se ha curado de su única adicción reconocida.

Para aprovechar mejor las horas de luz solar y, en teoría, consumir menos electricidad, el Gobierno nos regala efectos adversos en la salud (somnolencia, problemas de sueño y trastornos digestivos) que, a su vez, redundan en una menor productividad laboral (las personas a las que el cambio horario les provoca ansiedad, fatiga o falta de concentración, rinden menos en el trabajo).

En mi furiosa opinión (por la falta de sueño), el objetivo último de esta medida no es otro que tener al personal baruto (moverse mecánicamente, sin sentir ni padecer), garantizando con ello, por lo menos durante unos cuantos días, su conformidad y aquiescencia a cualquier decisión o política pública por negativa o restrictiva que pudieran resultar.

¡Que las urracas del tiempo me devuelvan mi brillante hora dominical!

Teresa Suárez

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 29/04/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

21/04/2017 13:20h.

JOAQUÍN ORTEGA HERRERA

Los cinco nacionales y el rojo

Ver blog

20/04/2017 14:13h.

ROSI

Currito

Ver blog

21/04/2017 14:18h.

KIMI

Tron, Don y un móvil de secano

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es