publicidad

Editor: César Ortega  |  15:01h. 30.04.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

MARCEL FÉLIX DE SAN ANDRÉS

MARCEL FÉLIX DE SAN ANDRÉS

El holandés insultante

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

28/03/2017

El personaje a que nos referimos se llama Jeroen Dijsselbloem. Un rubicundo holandés, presidente del Eurogrupo que, al parecer, representa la alternativa progresista socialdemócrata al avance de la ultraderecha holandesa. Aunque viendo cómo se las gasta el susodicho, entiendo el batacazo socialdemócrata en las recientes elecciones holandesas y se me ponen los pelos como escarpias al pensar que dirían y harían los ultras holandeses.

Y es que, para el bueno de Dijsselbloem, lo del progresismo es como un cuadro de Piet Mondrian. Un concepto abstracto que cada cual entiende a su manera. Como esa visión que tiene sobre los países del sur, que parece inspirada en la popular canción de Manolo Escobar: ¡Viva el vino y las mujeres…!

En una entrevista ofrecida a una revista alemana acusó a España, Grecia, Italia y Portugal, los considerados P.I.G.S. (o cerdos en cristiano, que es como les gusta a los del norte apodarnos cariñosamente), de habernos gastado el dinero del rescate en copas y mujeres. Vamos, en alcohol y putas, hablando en plata.

Tiene gracia que eso lo diga un holandés. Cualquiera que conozca Ámsterdam se habrá encontrado con numerosos locales donde te venden drogas o exhiben señoritas en escaparates como mercancía humana. Y en las experiencias que he tenido en los países del norte, sin ánimo de ofender a los de arriba, he contabilizado más borrachos por metro cuadrado que en las fiestas de mi pueblo. En Copenhague me explicaron que el índice de mortalidad por quedarse tirado, ciego perdido, a la dura intemperie escandinava, duplicaba con creces el de fallecidos en carretera. Ya saben, 'unos llevamos la fama y otros cardan la lana'.

Se me antoja que este señor de apellido 'insultante' estuviera como una cuba cuando soltó la perlita. Además, resulta que el tío no dimite y solo se retracta con la boquita pequeña argumentando que se han malinterpretado sus palabras. ¡Qué pillín! ¡Otra vez dándole al canuto!

Así se explica que se le olviden unas cuantas cosas sobre los cerdos del sur que me gustaría sacar a colación. Por ejemplo que fuimos nosotros (los bolingas, putas y puteros) los que contribuimos económicamente a la reunificación de Alemania sin poner ninguna objeción: 50.000 millones de euros de los fondos europeos a fondo perdido. Cosas como que el BCE (Banco Central Europeo) nos infló a créditos sabiendo que estaba contribuyendo a engordar la burbuja inmobiliaria y que eso fue el detonante del cataclismo financiero que aún venimos arrastrando. ¿Porque nuestra deuda no fue a fondo perdido como la alemana? Más bien parecen empeñados en perdernos hasta el fondo. Dijsselbloem hablaba del exceso de generosidad que, a su entender, han recibido los pueblos del sur. ¿Lo dice por Grecia? ¿Desde cuándo la solidaridad pasó a convertirse en progresivo e insoportable estrangulamiento?

Este tío posee una percepción distorsionada de la realidad. Es lo que tiene vivir en un país que actúa como paraíso fiscal en pleno corazón de Europa, donde, además, se fuman muchos porros. Y eso parece investirte de autoridad moral para criminalizar a los vecinos a los que previamente has empobrecido. Lo cierto es que los cerdos españoles compramos a Holanda mucho más de lo que les vendemos. Aportando, de esta manera, algo más que una cantera de arena al sostenimiento de esa maravillosa sociedad de bienestar que disfrutan, en la tierra de los tulipanes, señores tan majos como éste.

Como ciudadano progresista del sur de Europa debería sentirme doblemente ofendido. Ya saben, por la parte que me toca en la clasificación: putero y borracho, siendo abstemio y casi feminazi. Pero, pensándolo bien, me importa un pepino la opinión del amigo Jeroen. Como la de toda la gente que lanza la mierda que lleva dentro para luego, al ser llamados al orden de lo políticamente correcto, desdecirse mentirosamente. Por eso quiero dejarle un breve, pero prístino, mensaje al presidente del Eurogrupo: "Señor Jeroen Dijsselbloem, es usted un GILIPOLLAS. Y espero que no malinterprete mis palabras. He querido decir justo lo que he dicho. ¡Eikel!. Se lo digo también en holandés. Para que no quede duda.

Marcel Félix

COMENTARIOS (0) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 29/04/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

21/04/2017 13:20h.

JOAQUÍN ORTEGA HERRERA

Los cinco nacionales y el rojo

Ver blog

20/04/2017 14:13h.

ROSI

Currito

Ver blog

21/04/2017 14:18h.

KIMI

Tron, Don y un móvil de secano

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es