publicidad

Editor: César Ortega  |  10:29h. 23.06.2017

ALBACETE

CIUDAD REAL

CUENCA

GUADALAJARA

TOLEDO

ROBERTO COLINO

ROBERTO COLINO

Carta abierta al director médico de Atención Primaria de Toledo

Ver comentarios (5) Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Tuenti

11/04/2017 Estimado compañero: me han comunicado verbalmente que tengo que seguir atendiendo a los pacientes del cupo del compañero de baja los miércoles y jueves, aún pasados los 15 primeros días de baja. Los lunes, martes y viernes lo harán otros compañeros. Tenía entendido que pasados los 15 primeros días se sustituía de forma estable; me han comunicado que la sustitución se valora en cada caso, y el tamaño de mi cupo permite que me haga cargo del otro de forma intermitente. Desde luego, en este proceso de valoración nadie se ha dignado a hablar conmigo, por lo que paso a exponer mi opinión.

Debo manifestar que esta estrategia supone un gran desconocimiento o una gran falta de respeto a lo que es el trabajo del médico de cabecera, una falta de respeto hacia el profesional, hacia la profesión y hacia los pacientes.

Sé que seguimos en época de recortes, que si en la anterior legislatura el gasto sanitario fue del 4.5 % (del 6.47 a 6.17 del PIB), para el 2019 se reducirá el 7% (quedando en 5.74 del PIB). Además, según el periódico Expansión, estos recortes fueron más acusados en Atención Primaria (16.2% en 4 años) que en la Atención Hospitalaria (4.8%), y eso que el presupuesto del gasto de Atención Primaria es del 13%, mientras que el hospitalario casi llega al 50%.

Entiendo las limitaciones desde tu cargo para luchar contra esto, cuando se te presiona desde arriba mientras los médicos seguimos asumiendo como títeres unas condiciones de trabajo cada vez más difíciles, con la permisividad de los colegios profesionales, sindicatos, asociaciones profesionales y la sociedad en general, que sigue pidiendo tecnología y hospitales interpretando eso como mejor atención sanitaria. Ellos no conocen los trabajos de Pierard (Health Policy) y otros, que muestran cómo el aumento del gasto en especialistas llega a aumentar la mortalidad, mientras que la inversión en atención primaria la disminuye. Ellos no conocen que estamos despilfarrando grandes cantidades de dinero en tecnologías cada vez más caras, sin mejorar apenas la duración y la calidad de la vida. No han oído hablar de la post-medicina (Daniel Calahan), ni de la tercera era de la medicina (Donald Berwick) que vuelven a los determinantes de salud de Lalonde, y a pedir menor inversión en tecnología y hospitales, y mayor inversión en atención primaria y en los determinantes sociales (dependencia, trabajo, vivienda, hábitos, servicios sociales…) y medioambientales de la salud.

Pero no pretendo que un simple médico de pueblo, o un director médico, cambien esas cosas, que más dependen de estrategias globales de lobys económicos y políticos y de una profunda reestructuración social. Ni mucho menos; solo pretendo conservar un mínimo de dignidad personal y profesional, y no tolerar esas desconsideraciones sin protestar.

En tres días que estuve de vacaciones la semana anterior, cada día vino un médico distinto a atender a los pacientes de los dos cupos. Estoy presenciando en primera línea los tres pasos básicos en los procesos de privatización aplicados en el Reino Unido: contratos precarios, abaratamiento de sueldos y supresión de servicios no rentables, como es el caso de La Rinconada (pedanía de La Puebla a la que sólo vamos 2 días a la semana y a la que el viernes ningún médico acudió a atender a esos pacientes). Pretender que atienda a los pacientes a días alternos, sabiendo de la importancia de la longitudinalidad (Barbara Starfield, Juán Gervas, Sergio Minué…) es, cuando menos, una desconsideración. La longitudinalidad y el tiempo son nuestra tecnología; barata, eso sí, pero imprescindible para hacer nuestro trabajo y tomar las decisiones con menor incertidumbre y mayor seguridad para los pacientes. Y no hablo ya de calidad del trabajo y satisfacción profesional y del paciente; hablo de riesgo y de seguridad para pacientes y profesionales.

No digo que mi cupo no pudiera ser más grande; no es ese el problema, pero a mis 58 años no puedo tolerar este sistema de atención parcheada sin rechistar. Nuestro desempeño profesional se ha deteriorado con una sobrecarga de trabajo burocrático, absurdo e inútil, que nos quita tiempo con el paciente, que nos ha cambiado la forma de atenderle, de mirarle (cuando lo hacemos), que nos obliga a rellenar códigos y campos que no se ajustan a la singularidad de los pacientes y de sus problemas. Códigos complejos para satisfacer un programa sediento de datos, cada vez más, y que rellenamos sin criterio común y sin precisión, en los que ya solo busco evitar perjuicio para los pacientes al rellenarlos. Todo lo asumimos con resignación.

No pido invento alguno ni nada especial para mi caso. Hace pocos años teníamos "correturnos", médicos con contratos más estables que se encargaban de las sustituciones de forma continuada. Quizás con el "progreso y las mejoras" realizadas no sea posible ahora.

Nuestro trabajo es complicado: escuchar, comprender a las personas, sus males y preocupaciones e intentar ayudarlas. Nuestra herramienta principal, nuestra tecnología, es el conocimiento del paciente. Por favor, ten estas valoraciones en cuenta a la hora de cubrir las sustituciones en Atención Primaria.

Atentamente

Roberto Colino Martínez, médico de El Carpio de Tajo (Toledo)

COMENTARIOS (5) Dclm.es NO publicará comentarios que contengan cualquier tipo de insulto o amenaza

Viñeta del 22/06/2017

publicidad

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?

Date de alta en nuestro boletín

publicidad

publicidad

¿Te preocupa la Educación? Entra en este FORO, esperamos tu opinión

Siga en directo toda la actividad de nuestras Cortes, Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

publicidad

publicidad

Asamblea Universitarios Albacete | Huelga General Educativa 9 de marzo

Julián Atienza García | Justificar lo injustificable: Tránsfugas de ahora y de siempre

María José García | Problemas con los autobuses de la línea Madrid-Toledo

Julián Atienza García | Cada vez somos menos

Manda tus cartas a lectores@dclm.es

publicidad

Illescas

publicidad

Orgaz Villa Monumental

publicidad

15/06/2017 12:20h.

KIMI

Pereza

Ver blog

15/06/2017 12:58h.

ÁNGEL ALCALDE

Memoria sexual de una estudiante (18)

Ver blog

15/06/2017 12:38h.

EDGAR

Servidumbre de paso

Ver blog

Puedes participar en estos blogs enviando tus artículos a contacta@dclm.es

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L. | CIF: B45705647 | contacta@dclm.es | publicidad@dclm.es