MARTES, 17 DE JULIO DE 2018 · 11:54h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · Castilla-La Mancha · Política

Supremacismo moral / Santiago Trancón

Para el cerebro somos casi seres imaginarios, un cuerpo unido a un yo que parece sobrevolar en torno a él. Los demás nos parecen siempre más reales que nosotros mismos.

Foto Scoopnest.com

Foto Scoopnest.com

12.07.2018

Política en Castilla-La Mancha

comentarios

Partamos de un axioma (proposición que no requiere, en principio, demostración): todos nos sentimos superiores a alguien (sean pocos o muchos) e inferiores a otros (algunos menos). Puede nacer este sentimiento de la inevitable comparación con los otros, con quienes nos topamos y rozamos cada día y casi a todas horas. Como no podemos vemos directamente (salvo cuando nos colocamos ante el espejo), tenemos que imaginarnos a partir de la mirada del otro, que acabamos convirtiendo en espejo donde intentamos vernos.

"¿Seré como ése?" es una pregunta en la que siempre anda enredado nuestro cerebro. "No, yo no soy así", se responde muchas veces; o: "nos parecemos, pero yo soy mucho mejor"... No podemos evitar también el "ése es mejor que yo" (más guapo, más fuerte, más listo, más rico...). Para el cerebro somos casi seres imaginarios, un cuerpo unido a un yo que parece sobrevolar en torno a él. Los demás nos parecen siempre más reales que nosotros mismos.

Bueno, pues esta complicada manera que tenemos de tomar conciencia de nosotros mismos nos obliga a crear referentes sólidos con que compararnos. Nuestra consistencia, sin la cual viviríamos en permanente inseguridad, la construimos con relación a los otros. Y los otros son de dos clases: los semejantes y los diferentes. Esto se hace más enrevesado (aunque el mecanismo sea muy simple) cuando interviene un nuevo factor: la necesidad de encontrar apoyo, seguridad y protección en el grupo, en sustitución de nuestra frágil consistencia psíquica. 

Ese sentirse superior (e inferior) a otro se transforma en un "nosotros somos distintos y superiores". El sentimiento de superioridad se asienta sobre la comparación y el rechazo de otros, que también  implica un sentimiento de inferioridad que, para hacerse más soportable, necesita degradar y caricaturizar hasta el escarnio aquello de lo que se carece o admira.

Viene esto a despropósito de una palabra que ha empezado a circular entre nosotros a propósito del separatismo catalán: el supremacismo, palabra que sustituye al racismo, término demasiado ligado a la biología y con resonancias nazis conocidas. El supremacismo no niega los fundamentos raciales de las diferencias, pero los diluye entre otros elementos (históricos, culturales, sociales). El supremacismo recicla también otra palabra en desuso, pero todavía muy útil: el clasismo, o sea, ese sentimiento se superioridad (y desprecio) de las clases acomodadas con relación a las más pobres.

Nacionalismo, independentismo, soberanismo, son distintos modos de camuflar el supremacismo como sentimiento de superioridad, ese complejo (en el sentido psicoanalítico) que mezcla la creencia de ser "diferentes y superiores" con el desprecio y el impulso de destrucción de aquellos que nieguen esa "supremacidad", o sea, la superioridad en grado sumo (supremo es a superior, como general a generalísimo).

Pero concluyo, para cerrar el círculo reflexivo: todo supremacismo necesita hoy, para imponerse, para camuflarse, para ser útil a quienes lo usan (el supremacismo es un instrumento político de dominación), necesita, digo, convertirse en supramacismo moral. ¡Con la moral hemos topado, sí!

Sin entrar en honduras (y para no llegar a guatemala), digamos que la moral define aquellos valores humanos y sociales sobre los que se asienta una sociedad: la libertad, la justicia, la bondad, la compasión, la tolerancia, la igualdad, el respeto a la vida, etc. Cuando un grupo se apropia de todos los valores morales positivos, negándoselos a otro grupo, al que atribuye los valores opuestos,  hemos de hablar de supremacismo moral. Es el caso de los separatistas-supremacistas.

Pero aún podemos redondear el círculo añadiendo que ese supremacismo moral es hoy la esencia de la izquierda oficial (PSOE-PSC-Podemos,Etc...), y quizás por eso ha acabado pensando, diciendo y haciendo lo mismo que los separatistas en casi todo. Esta izquierda, reaccionaria y desnaturalizada, se ha erigido en dueña de la moral, dictando en todos los ámbitos, individuales y sociales, qué sea el bien y el mal, lo aceptable y lo rechazable, lo puro y lo impuro. No defiende ideas, sino que impone dogmas, y en esto ha sustituido a la religión y la Iglesia. Lean la Ley de Memoria Histórica o la del LGTBI y verán cómo han superado a todos los savonarolas, ayatolás, curas carlistas y demás fanáticos felizmente desaparecidos unos, otros dominando todavía a media humanidad.

Reniego de esta izquierda fatua, henchida de supremacismo moral (hay otra, aunque seamos minoría), porque creo que la política es el espacio de la razón, la verdad y la libertad (valores políticos), no del moralismo, sea laico o religioso. Las leyes no están hechas para controlar las conciencias, los sentimientos o las creencias, sino para regular los actos que atentan contra el bien común. Lo demás es beatería, supremacismo, insolencia. 

Santiago Trancón Pérez

 

 

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

TANDA DE PENALTIS

PASADO DE LA RAYA

Mi lucha por la vida / Diego Ruiz Ruiz

Mi lucha por la vida es la lucha por la vida de muchas otras personas que pasan o pueden pasar por lo que ahora estoy pasando yo.

La intolerancia de animalistas y taurinos / Paloma Moratilla

La intransigencia mostrada en ambos bandos suele llevar a situaciones descabelladas que van subiendo paulatinamente el nivel de violencia reinante.

Más empleo, peores salarios / García-Llanos

O sea, más empleo, con niveles similares anteriores a la crisis; pero con un incremento de la brecha salarial, con lo que podría afirmarse que los sueldos son los grandes perdedores de la recuperación.

Depende del PSOE / García-Casarrubios

Por eso mantengo, defiendo y defenderé, que la sociedad reclama a gritos, necesita, volver a las esencias de la socialdemocracia, al socialismo de las libertades y el bienestar. Y eso depende del PSOE...

ATRAPADOS EN LA RED

Una corona en la sombra | Manuel Juliá

Las viejas luces de la transición, que mantuvieron el esplendor de la monarquía, y en especial un cariño por el rey que abrió las puertas a la libertad, ahora subsisten en pequeñas ráfagas.

Mahatma Gandhi: "De una manera suave se puede agitar el mundo" / Paloma Moratilla

Mohandas Karamchand Gandhi (2 de octubre de 1869 - 30 de enero de 1948) Dirigente destacado del movimiento independentista de la India, pacifista, pensador, político y abogado, que se mantuvo durante tres...

El canto de los jilgueros / Copris

En la rama del níspero se ha posado un nervioso jilguero, con su carita roja y su antifaz negro que le hace parecer siempre enfadado, pero que yo sé que no es así.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

¿! Volver al pasaporte para ir a París !? / Fernando Mora

Pablo Casado propone que España vuelva a poner fronteras al resto de los Países de la Unión Eupea porque un tribunal alemán no ha concedido la extradición por rebelión a Puigdemont: "Es absolutamente dudoso...

Parque de Bomberos: Por qué en Villarubia de Santiago y no en Ocaña

La Diputación de Toledo culpa a la alcaldesa de Ocaña por "no poner a disposición de la Diputación los terrenos" y tener una "voluntad clara" de que se llegase a final de legislatura sin tener el Parque...

BOLETÍN DCLM

¿Quieres recibir gratuitamente nuestras noticias?
Date de alta en nuestro boletín:

Los números de la Sanidad en CLM no cuentan

A los ciudadanos los números les dan igual, lo único que entienden es la eficacia y el buen trato y eso es algo que no es necesario que les expliquen los políticos.

Si los niños de la cueva hubieran estado en España

En las últimas horas hemos asistido a la retransmisión del minuto a minuto del rescate de los doce niños de la cueva de Tailandia.

Facultativos del hospital de Cuenca elaboran un protocolo de actuación sobre la mastitis en madres lactantes

La tarea de realizar este protocolo "no ha sido sencilla" puesto que la literatura publicada al respecto es extensa y, sin embargo, el nivel de evidencia de la misma es bajo.

Nuevas excavaciones en las Termas de Valeria

Gracias a un taller que emplea a ocho mujeres y la colaboración entre administraciones las excavaciones salen adelante por quinto año consecutivo.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.