VIERNES, 25 DE MAYO DE 2018 · 10:47h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · OPINIONES · Santiago Trancón Pérez

Santiago Trancón Pérez

25.01.2018

El aura microbiana

Por Santiago Trancón Pérez

comentarios

Andaba yo en busca de mi identidad cuando me topé con uno de esos artículos de divulgación científica que de vez en cuando me gusta leer. Lo hago con una mezcla de curiosidad indagadora y atracción poética, porque hoy la ciencia avanza no sólo gracias al afán investigador, sino a la imaginación poética. Mediante un elemental experimento se ha podido comprobar que nuestro cuerpo emite no solo calor, ondas sonoras, partículas olorosas, lumínicas y quizás radiactivas, sino también una nube bacteriana, microbiana, que constituye una verdadera aura. Y que ese halo se puede detectar y analizar, y comprobar que es diferente en cada ser humano e incluso en cada familia.

Unamos a ésta, otra investigación que ha descubierto que también heredamos los componentes de nuestro sistema inmunológico básico y que, al parecer, juega un papel bastante influyente en eso de la atracción sexual y la llamada reproductiva de la especie.  Buscamos no sólo la belleza, la simetría y la salud biológica, sino la "histocompatibilidad", o sea, un "antígeno leucocitario" complementario que refuerce el sistema inmunológico con una buena dosis de anticuerpos capaces de detectar y combatir virus y bacterias peligrosas. Andaría todo esto mezclado con eso de los olores, que bien sabemos puede dar al traste en un milisegundo con todo nuestro potencial erótico, sea masculino o femenino. No se han descubierto todavía las feromonas, pero está claro que nuestro cerebro reptiliano tiene muchas veces la última palabra.

Se está desarrollando ya una ciencia complementaria de la endocrinología, la exocrinología. Creo que traerá indudables beneficios, no ya a la humanidad, sino a la política. Hoy, en que el consumo está trastocando el orden y hasta la función de los instintos, introduciendo confusión, incertidumbre y angustia en los cuerpos y las almas a través de todo "lo invisible" (desde el reclamo de los olores a las armas biológicas, de internet a los alimentos, de planes multinacionales a revueltas nacionalistas), hoy, digo, nos vendrá bien esta ciencia de la presencia de lo microbacteriano en nuestras vidas -dentro de nuestros cuerpos, pero también fuera, en el aire-, para recuperar el sentido humano del cuerpo, la última barrera contra la manipulación política y la propagación de los virus ideológicos. El cuerpo sabe, el cuerpo siente, el cuerpo habla, así que escúchalo y hazle caso. Es una consigna revolucionaria.

Depurar este sentido corporal global, inmediato, instantáneo; limpiarlo de todas las adherencias mentales, publicitarias, ideológicas, contaminantes; airear, sanear los mecanismos biológicos instintivos o básicos; no dejarnos manipular por el constante acoso de los estímulos consumistas... Si así fuera, la mal llamada "ideología de género", por ejemplo, no habría degenerado en psicopatología de género, que con el tiempo se verá que es un género más de psicopatología, movido, eso sí, y en la mayoría de los casos, por un urgente y justificado afán de justicia igualitaria. Pero saltar de los derechos políticos y sociales, a la esfera de los instintos y el aura microbiana es desatino biológico, no sólo político. Es confundir la lucha contra la dominación y humillación "patriarcal", con la lucha contra la testosterona.

Así que buscando mi identidad matinal me topé con una seña de identidad microbiana inesperada, lo que me ha hecho reflexionar sobre todo ese territorio todavía no conquistado por la política, por la norma social, por el afán totalitario de controlar mi aura invisible. Así que, os digo, les digo, me digo, déjenme con mi aura microbiana identitaria, no me impongan otra identidad que la que me dicta y susurra mi cuerpo, no pretendan dar órdenes a mi fogosidad bacteriana, no me hagan encuadrar a ese ejército bullicioso de   partículas y seres invisibles (microbiótica endógena y exógena), a ese anárquico batallón bioquímico no le pongan el uniforme LGTBi, por así decir, y espero que me entiendan sin tomar la metáfora al pie de las siglas.

Dicho de otro modo: no me impongan una identidad "racista", externa, déjenme con mi biología y que yo me las apañe con lo que me ha entregado la vida, el cosmos, el aire que respiro. Porque cuando la política pretende controlar mi aura microbiana (aunque sea para protegerme de una potencial amenaza) está invadiendo mi cuerpo, que es mi propia y única identidad individual. Mi otra identidad, la identidad social, esa pertenece a otra esfera, a la de mis derechos y obligaciones sociales que, curiosamente, también pretende imponérseme, usurpándome esos mismos derechos. Pero este es otro tema.

Santiago Trancón Pérez​

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

El tribunal impone 15 años de cárcel a la mujer de Bárcenas para desgracia de Cospedal

Los dirigentes que debieran temer la reacción virulenta de Luis Bárcenas son nada más y nada menos que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y la secretaria General del partido y ministra...

ATRAPADOS EN LA RED

Las verdaderas razones que han dejado solo al alcalde de Azuqueca de Henares dentro del PSOE

Las malas relaciones entre José Luis Blanco y el PSOE regional y provincial han subido de nivel en las últimas horas después de que el primer edil publicara un artículo en el que se presentaba como una...

Lealtad a España / Julio García Casarrubios

El Partido Socialista está siendo leal con el Gobierno, ante un tema de Estado. El ataque, la provocación, la irresponsabilidad, de los dirigentes independentistas catalanes es un tema de Estado. Sí, un...

VIÑETA CLM

Viñeta del 24.05.2018

La censura moralista de la alcaldesa de La Puebla de Montalbán

Esta semana Correos pondrá en circulación un sello conmemorativo del Festival Celestina. Este evento se viene desarrollando desde hace 20 años, en el municipio toledano de La Puebla de Montalbán. Coincidiendo...

¿Tu también, Pablo?: abandonar el sur y perder el norte / Julio César Galapagar

Todas las comparaciones son odiosas, pero pretender comparar el viraje del PSOE, y específicamente de su líder, Felipe González, hace de 30 años en relación con la OTAN, con la compra de una vivienda de...

Pablo Iglesias se viste de Prada / Miguel Nieto

Consultar a las bases de Podemos si Pablo e Irene deben dimitir por la compra del chalet de Galapagar no es un gesto de democracia interna, lo es de soberbia. Es como decirle a los representantes de la...

La muerte de Campoamor y el jodío Riverita / Gloria Gallas

Rivera ha dado la puntilla a siglos filosóficos de discernimiento simplificando que solo existe una causa que, casualmente, es la que él defiende: el españolismo.

La romería de la Virgen de la Consolación, con el presidente como espectador directo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido a la tradicional romería de la Virgen de la Consolación.

El tratamiento del síndrome del túnel carpiano con electrolisis percutánea

Estudio financiado con una de las ayudas concedidas este año por la Gerencia de Ciudad Real.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

La Diputación de Ciudad Real destina 40.000 euros para la práctica de la natación durante el verano

La convocatoria de subvenciones está dirigida a municipios y EATIM.

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.