MIERCOLES, 20 DE OCTUBRE DE 2021 · 18:46h.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en YouTube

DCLM.ES · OPINIONES · Sergio García Magariño

Sergio García Magariño

21.08.2021

LA VICTORIA TALIBANA EN AFGANISTÁN: CRÓNICA DE UN TERROR AUNCIADO

Por Sergio García Magariño

comentarios

Combatiente talibán en Kabul, Afganistán. John smith 2021/Shutterstock
 

La sorpresa que supone la toma de Kabul por parte de los talibanes no lo es tanto por el hecho de haber ocurrido como, quizá, por la velocidad con la que estos se han hecho con el poder. No obstante, los talibanes son viejos conocidos de Occidente y Oriente, de la antigua URSS y de EE. UU.

También lo eran Osama Bin Laden, Sadam Huseín en Irak, Al-Assad en Siria y Gadafi en Libia. Esas personas y lugares, aunque diferentes, guardan una semejanza: la paradójica relación que han tenido con potencias extranjeras, en función de los intereses de aquellas y de la ambición de estos.

Los talibanes, estudiantes islámicos en su día, salafistas y guerrilleros, se levantaron contra la ocupación soviética de Afganistán en los 90. En aquel entonces eran aliados de Occidente para luchar contra el comunismo soviético; Osama Bin Laden también. Tras la derrota soviética, impusieron su régimen con cierta condescendencia internacional –aunque hubo un rechazo posterior– y se convirtieron en el centro de operaciones de la recién creada Al-Qaeda.

Cuando se demostró que el atentado del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York había sido gestado y coordinado desde Afganistán, la guerra contra el terror que declaró EE. UU., aludiendo legítima defensa, tomó como objetivo la derrota de los talibanes. Se decía que en cuestión de meses habría una victoria y se cambiaría el régimen.

Los ejemplos de Irak, Libia y Siria

Dos años después, EE. UU., Reino Unido y España, entre otros, apelaron al principio de seguridad colectiva para derrocar a Sadam Huseín en Irak, usando como pretexto un informe de miles de páginas que se demostró falso años después y que indicaba, fundamentalmente, dos supuestos hechos: vínculos de Al-Qaeda con Sadam Huseín y la existencia de un programa de enriquecimiento de uranio en Irak con fines bélicos.

La enemistad ideológica y personal entre ambos y la constancia de que, tras invadir Kuwait en 1990, Irak fue bombardeado profusamente por tropas internacionales lideradas por EE. UU. y su planta de enriquecimiento totalmente destruida, no fueron suficientes para desacreditar el informe.

Gadafi en Libia es un caso complejo. Aunque instauró una república socialista, también aspiró a formar un gobierno islámico y auspició hasta finales del siglo XX el terrorismo internacional. Tras el atentado de las Torres Gemelas, sin embargo, se alejó del mismo y se volvió hacia Occidente, normalizando así las relaciones.

Tras las revueltas asociadas con la primavera árabe y el uso de la fuerza contra civiles, el Consejo de Seguridad de la ONU legitimó una operación internacional, liderada por la OTAN, para intervenir en Libia y crear una zona de exclusión aérea que protegiera a civiles de los bombardeos de Gadafi.

Gadafi fue depuesto –y masacrado públicamente por parte de una turba– y el vacío de poder que rige el país desde entonces ha abierto la puerta a múltiples grupos que compiten por el monopolio de la violencia en un mismo territorio y que ha desestabilizado la región hasta hoy.

Al Assad, en Siria, llevaba décadas prometiendo reformas que no llegaban. Las revueltas y la guerra civil que está vigente desde 2011 no han logrado unificar la perspectiva de la comunidad internacional sobre dicho país. Intervenir, en los casos presentados, no ha tenido los efectos deseados: mejorar la vida de la población civil y protegerla. Por ello, la no intervención es comprensible.

No obstante, el apoyo a grupos diversos por parte de múltiples países dejó el territorio, de nuevo, con un vacío de poder que fue aprovechado por una sección disidente de Al-Qaeda que vino a conocerse como el ISIS, el Daesh, el Estado Islámico.

Su irrupción no fue repentina, al igual que la victoria de los talibanes no ha sido milagrosa. Su derrota tampoco ha sido definitiva y solo hace falta colocar la mirada en Yemen para saber que el Daesh no ha desaparecido, sino que está buscando otro territorio donde instaurar el califato y desde donde retomar su proceso de expansión territorial.

Las lecciones

La moraleja de todo esto quizá sea una triple.

  • Primero, los acontecimientos político-económicos relevantes rara vez son cuestión de un día. Normalmente son el resultado de largos procesos sociales que vienen forjándose como resultado de múltiples factores: la aparición de Al-Qaeda, la llegada al poder de los talibanes, la emergencia del Estado Islámico o el caos en Yemen, Siria e Irak.

  • Segundo, las intervenciones armadas internacionales pueden ser legales e ilegales. Sin embargo, más allá de su legalidad, siempre son complicadas. Sus objetivos, además, deben ser moderados y con esto empalmamos con la tercera lección.

  • Tercero, un régimen político, económico y social no se transforma desde afuera con una intervención, como tampoco se puede propiciar el desarrollo social y económico de un territorio simplemente a través de un agente externo. La política, la cultura, la economía, la historia, la religión, las tradiciones de un país definen una dirección que se asemeja a una gran piedra que va adquiriendo cierta inercia. Cualquier país que piense que puede crear una sociedad distinta a golpe de escopeta o de ayuda humanitaria roza el pensamiento mágico.

Un corolario para concluir. Cuando Obama decidió reducir el número de tropas americanas en Afganistán, no lo hizo porque pensara que ya habían ganado la guerra, sino todo lo contrario: lo hizo porque se cercioró de que la vía armada nunca conduciría a la victoria.

En ese momento, los talibanes –así lo interpreté yo– habían tomado la sartén por el mango. Se permitieron el lujo, incluso, de no querer negociar, porque veían que era cuestión de tiempo y que la vía armada para ellos sí podía tener un final con victoria. El Gobierno de Trump, posteriormente, aceptó una de las condiciones que los talibanes impusieron para la mesa de negociación: que no estuviera el Gobierno afgano.

He ahí la crónica de una (posible) muerte anunciada.The Conversation

Sergio García Magariño, Investigador de I-Communitas, Institute for Advanced Social Research, Universidad Pública de Navarra

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

 

VOLVER

LA VENTANA DE CLM

EL OBSERVADOR

RELATOS BREVES DURANTE EL CONFINAMIENTO

Envíanos tu relato a contacta@dclm.es

ATRAPADOS EN LA RED

La subdelegada del Gobierno en Ciudad Real visita el convento de San José de Malagón y el museo de Santa Teresa de Jesús

En visita guiada este espacio expositivo permite conocer todo el proceso de fundación del convento así como la vida y obra de la Santa. 

José Manuel Lucía Megías abre la XVIII Semana Cultural "en torno a Quintanar de la Orden y Miguel de Cervantes"

El conferenciante centró su ponencia en su reciente obra "Soy Catalina de Salazar, mujer de Miguel de Cervantes".

Comienzan las competiciones de Fútbol y Fútbol Sala del campeonato de deporte en edad escolar en Cuenca

Van a participar más de dos mil deportistas en las distintas competiciones.

Este miércoles en Castilla-La Mancha: intervalos nubosos y máximas sin cambios

Las temperaturas oscilarán entre los 13 y los 27 grados en Albacete, 13 y 27 en Ciudad Real, 12 y 25 grados en Cuenca, 11 y 24 en Guadalajara y entre 13 y 26 grados en Toledo.

Matías Prats, Premio Nacional de Periodismo 'Pepe Oneto'

Se ha reconocido su "impecable trayectoria durante casi cinco décadas".

CARMEN ya no MOLA tanto

Por Teresa Suárez.

FORO DE EDUCACIÓN

¿Que educación queremos?

Entra en este FORO, esperamos tu opinión.

El Gobierno concede a Pau Gasol la gran cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo

Ha sido acordado este martes por el Consejo de Ministros para el ya exjugador de baloncesto Pau Gasol.

LO ÚLTIMO / LO MÁS LEIDO

Fallece Concha Márquez Piquer a los 75 años de edad

Cantante y actriz de éxito, dedicó gran parte de su trayectoria profesional a la copla con una amplia discografía a sus espaldas.

El plato móvil de RTVE recalará en Toledo en febrero del 2022 en su recorrido por España

'La gran consulta' ha recibido en apenas mes y medio más de 55.000 respuestas y ha comenzado su segunda fase, donde un plató móvil recorrerá España hasta el próximo mes de marzo.

Sánchez reúne en Ferraz a su nueva Ejecutiva por primera vez

Elegida en el 40º Congreso Federal de Valencia, con casi el 95% de los apoyos.

Barón Rojo aterrizará en La Roda el 23 de octubre con su gira de despedida

Han pasado casi dos años desde que Barón Rojo anunciara su concierto en La Roda. Por motivos de la pandemia, la fecha se vio modificada en varias ocasiones.

La detección precoz por mamografía reduce en un 30% la mortalidad por cáncer de mama

La prevención y el diagnóstico precoz contribuyen a que la supervivencia sea cada vez más alta, de hasta un 80 por ciento.

Javier Sierra será el pregonero de la Feria del Libro Cuenca Lee 2021

Participarán 40 autores, habrá más de 70 actividades y 25 stands en la Plaza de España.

Adace CLM vuelve a celebrar el Día del Daño Cerebral

Recupera este año los actos presenciales en diferentes ciudades de la región.

¿Qué está pasando con la factura de la luz?

Las disparatadas subidas del precio de la luz en los últimos meses nos ha hecho cambiar los hábitos diarios, no solo en España sino en toda Europa ¿Qué esta pasando? ¿Qué hace España y Castilla-La Mancha...

LAS CORTES CLM

Sigue en directo toda la actividad de nuestras Cortes
Plenos, Comisiones y comparecencias de portavoces en conferencias informativas.

San Emiliano y su 'Pedanía Cospedal' en las Cortes de CLM

Las Cortes de CLM han sido de nuevo el escenario del análisis de la política actual. Desde las 4 horas y 45 minutos de intervención de García-Page a las salidas del plenario de Núñez, pasando por la lentitud...

BLOGS

Edita: Castilla La Mancha Digital S.L.
CIF: B45705647
contacta@dclm.es   publicidad@dclm.es

DCLM.es. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.